El afán por mezclar, reelaborar y experimentar es lo que une a tres jóvenes músicos albaceteños, reunidos junto a sus instrumentos como si de una cocina se tratase. El reto consiste en desarrollar y reelaborar recetas sonoras con ingredientes de varias procedencias, teniendo al jazz como piedra de toque. La línea argumental que han decidido adoptar tiene ya bastantes capítulos escritos: el formato de piano, bajo/contrabajo y batería; un concepto en el que suenan nombres como Bill Evans, Avishai Cohen, Gary Peacock, Esbjorn Svensson o Brad Mehldau, entre tantos otros.

Sus componentes son ya habituales de la escena albaceteña, formando parte de proyectos como Jazz Nouveau, The League o Groove3, aparte de las jam sessions del Pussy Wagon y colaboraciones con otros grupos.

El repertorio se pasea por el swing de los cincuenta y los sesenta; se contagia  del funk más pegajoso y los ritmos latinos; por supuesto, referencias a géneros como el pop inglés o los cantautores no faltan.

Y la música clásica siempre tiene un hueco para reinventarse en un formato poco acostumbrado. Las apariciones de JazzWok suelen caracterizarse
por un diálogo sonoro que cada día lleva derroteros distintos, lo que nos recuerda que  el jazz es algo que se cocina en el “aquí y ahora”.

JazzWok son:
Julio Guillén: piano
Vania Cuenca: bajo y contrabajo
Jose M. Sarrión: batería

reseña del espectáculo en la web del Teatro Circo

Proyectos relacionados

Start typing and press Enter to search