Bandando no es una banda de rock and roll al uso. Lo es en cuanto al numero de componentes; cinco, Samu a la percusión, Adrián a la guitarra-bajo, Hugo a las teclas y Kijo y Alberto a sus respectivas guitarras. También lo es en lo relativo a su procedencia y trayectoria. Pero sin embargo el producto que extraen de sus seseras hacen de esta una formación difícilmente clasificable como «normal».

Beben de fuentes antiguas y destilan mojo a espuertas. Como si de una maquina del tiempo se tratase, viajan en su local de ensayo a lejanos oestes u oscuros clubs morados, a cabarets o guateques, para traer con ellos eso que no les permite ser normales.

En la Sala José Isbert presentaron en formato acústico trozos de su opera-rock «Feverdom», basada en la historia de un enfermo que no es tal. Con este espectáculo adelantan el trabajo que se editara el año próximo.

Proyectos relacionados

Start typing and press Enter to search